REFLEXOLOGÍA INTEGRAL
(PODAL, MANUAL Y FACIAL)

En la actualidad, prestamos muy poca importancia a los pies, es el gran olvidado de nuestro cuerpo y sin embargo, es la parte del cuerpo donde van a parar multitud de terminaciones nerviosas.

La planta del pie y el pie en su conjunto, representa en forma esquemática la totalidad del cuerpo y sus órganos. Este es el principio de la reflexología podal.

En ella, mediante el masaje se puede influir a modo reflejo sobre los correspondientes órganos y vísceras, aparte de la importancia diagnóstica que tiene.

Los buenos resultados de la reflexología podal y la escasez de efectos secundarios, hace que hoy en día, sea aplicada con más frecuencia por los profesionales sanitarios.

La Reflexología se basa en el tratamiento de zonas reflejas, o lo que es lo mismo, en masajear ciertas zonas que son el reflejo, en una zona concreta del cuerpo.

La Reflexología Podal aprovecha los conocimientos sobre las conexiones de nervios entre segmentos internos de órganos, músculos y piel, para influir a nivel reflejo, sobre dolencias desde el exterior.

Esta técnica de aplicación, es adecuada para crear una estimulación en las zonas reflejas de los pies que refuercen las funciones corporales.

¿POR QUÉ EL PIE?

Existen distintos campos de zonas reflejas, pero hemos elegido el pie por: su tamaño, lo hace cómodo de manejar y su sensibilidad.

Estas dos premisas hacen que el pie sea la zona refleja del cuerpo donde se obtiene mayor eficacia terapéutica, aunque también se realiza en manos, cara y otras.

BENEFICIOS DE LA REFLEXOLOGÍA

· Es relajante.
· Reduce el estrés.
· Mejora la circulación.
· Permite la liberación de toxinas.
· Equilibra trastornos de los distintos sistemas (nervioso, digestivo, respiratorio, endocrino, circulatorio, linfático.)
· Revitaliza la energía.
· Actúa de forma preventiva.

  Reflexología
36€
Drenaje Linfático
Manual
50€
 

 

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

El sistema linfático vascular es esencial para la supervivencia y la salud del ser humano. Existe un masaje destinado a mejorar las funciones de su sistema circulatorio, por medio de movimientos suaves, precisos y rítmicos.

Esta técnica específica de masaje manual es el Drenaje Linfático. Son movimientos superficiales y se caracteriza por un trabajo intensivo realizado en las zonas de los ganglios linfáticos.

Estas maniobras actúan activando y mejorando la circulación linfática por sus trayectos naturales y favoreciendo la eliminación de la linfa y los líquidos intercelulares.

Su función es la de devolver las proteínas y fluidos al sistema cardiovascular, transportar las grasas desde el tracto digestivo, filtrar determinados fluidos corporales y producir anticuerpos/defensas.

INDICACIONES: purificar la piel, tratar la celulitis, el acné, aliviar el estrés, hinchazón de piernas, quemaduras, tratar edemas (encharcamientos del tejido) post-quirúrgicos; tratar cicratices y queloides, varicosidades y varices. También se utiliza en migrañas, vértigos, cefaleas, sinusitis, faringitis, amigdalitis, resfriado, catarro, bronquitis, otitis.....etc. Es relajante, purificante, desintoxicante.